Agua Caliente
Sanitaria

El agua caliente sanitaria para uso industrial es una excelente opción si deseas utilizar agua potable caliente de una forma limpia y respetuosa con el medio ambiente a la par que económica. Se ofrecen distintos tipos de calderas, como la de agua o de vapor, a nivel industrial, para la obtención de este agua.

Agua Caliente Sanitaria con Placas Solares

El agua caliente sanitaria es agua potable caliente que puedes emplear para la limpieza y para usos sanitarios. Gracias al sol se puede obtener agua sanitaria solar, una forma muy interesante de proveerse de este tipo de agua, ya que respeta el medio ambiente y te permite ahorrar, comparado con el gasto que tendrías usando las energías convencionales.

Mediante placas solares y un acumulador de agua que la almacena en un depósito, se consigue que el agua se vaya calentando para cuando la necesites utilizar. Esto es especialmente interesante en verano, cuando la temperatura del agua será más cálida que en invierno, por lo que podrás invertir mucha menos energía para obtener agua caliente sanitaria.

Ventajas del Agua Caliente Sanitaria Solar

La principal ventaja de este tipo de instalaciones es que tienen un impacto ambiental muy bajo, además de ser muy interesantes en lugares soleados. El sol es una energía renovable, inagotable y, como sabes, muy abundante en el sur de España.

Sacarle partido es muy beneficioso, ya que contribuirás a reducir la contaminación atmosférica provocada por las energías tradicionales y al ser inagotable no hay que temer por su agotamiento, como sucede con los combustibles fósiles, algo que hace que su precio se mantenga mucho más estable.

Instalación de Agua Caliente Sanitaria

La instalación de agua caliente sanitaria puede realizarse de dos formas distintas. Con un circuito abierto (el agua que vas a consumir pasa por los colectores solares), una instalación eficiente pero que en días muy fríos puede rendir menos o con un circuito cerrado, ya sea con un flujo por termosifón o con un flujo forzado.