La energía renovable mejora la salud de las personas y ahorra gasto público

17 agosto | 2021
  • Energía solar fotovoltaica
salud y energía renovable

En esta publicación se habla de:

Los beneficios de la energía renovable son múltiples y sobrepasan con crecer a las desventajas que pueda suponer su implementación. Entre las ventajas del salto a las renovables están tanto la mitigación del cambio climático y del efecto invernadero como la mejora de la economía de los países ya que está dando lugar a un aumento del empleo en relación al sector y a todos aquellos dependientes del mismo. La inversión, así, que supone su puesta en funcionamiento no es nada comparable con la independencia energética que genera en cualquier país.

Dentro de ambas ventajas, aparece una adicional y compartida y es que la energía renovable mejora la salud de las personas…Y ¿Cómo puede ser esto? Te lo contamos.

La reducción de la contaminación es beneficiosa para la salud de las personas.

Esto es muy lógico y las mayores responsables de la disminución de la contaminación están siendo las renovables.

La contaminación afecta a la salud de las personas. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) alrededor de 7 millones de personas mueren al año por la contaminación medioambiental. Esta gran cantidad de muertes son resultado, sobre todo, de enfermedades respiratorias y cardiovasculares causadas por la polución del aire.

La calidad del aire que respiramos empezó a ser un problema a raíz de la revolución industrial iniciada a mediados del siglo XVIII, cuando hubo un gran incremento del consumo de ingentes cantidades de carbón y otros combustibles fósiles con la consecuente emisión de residuos a la atmósfera. Más adelante los transportes, los incendios forestales, los aerosoles y sprays… no han hecho más que empeorar la situación.

Si el medioambiente sufre responde con crisis climáticas, lluvias ácidas, fenómenos medioambientales violentos… que provocan y agravan enfermedades.

Hemos referido patologías graves pero la mala calidad del aire puede dar lugar a otros perjuicios para la salud como son dolores de cabeza, ansiedad, irritabilidad en los ojos, daños en el sistema digestivo…Verdaderamente problemas que van minorando la calidad y el tiempo de vida de las personas. Existen grupos más susceptibles como personas mayores o niños y niñas pero nadie está libre de verse afectado o afectada por problemas respiratorio o cardiovasculares provocados por la contaminación.

La contaminación del aire es cada vez más grave, sobre todo para los y las que trabajan en el exterior o en lugares donde se está más expuesto a emisiones de contaminantes, como por ejemplo en ciudades, calles muy contaminadas o determinadas industrias; o las familias de pocos ingresos y con un acceso limitado a la asistencia médica. Estas enfermedades causaron más de 30.000 muertes en España en 2018, según Ecologistas en Acción. Hay que decir que las muertes por enfermedades laborales son mayores cuando hay una exposición directa a la contaminación

La energía renovable no produce contaminación. Ninguna contaminación. Cero contaminación. Ni siquiera contaminación acústica que es un mal poco comentado que afecta de forma muy importante a personas y animales en su propia hábitat.

No podemos dejar de lado tampoco, la contaminación acuática que es provocada por vertidos de productos químicos o la contaminación terrestre por la gran cantidad de residuos sólidos tóxicos. Con las renovables estamos exentos de esto o nos ponemos en una reducción muy significativa de cualquier tipo de contaminación. Nuestro medioambiente lo agradece y por ende el ser humano.

La energía fotovoltaica la reina de la cero contaminación

La energía solar es de las que menos contaminan.

  • Las emisiones: un sistema fotovoltaico no produce CO2 a la hora de generar energía, por lo tanto no contribuye al efecto invernadero.

  • El ruido: es silenciosa. Un sistema de placas solares hace menos ruido que un frigorífico.

  • Paisaje: son agradables a la vista, por lo tanto podemos hablar incluso de una mejora en cuanto a la estética, especialmente en el caso del autoconsumo.

  • El suelo: en el caso del autoconsumo, además, el suelo tampoco se ve afectado por las instalaciones fotovoltaicas, puesto que se suelen montar en las cubiertas de los edificios. Las grandes huertas solares en cambio sí que dejan huella sobre el suelo, no obstante, a diferencia de otras maneras de generar energía, son muy poco invasivas y generan unos beneficios que cada vez dan lugar a que más y más agricultores y agricultoras apuesten por invertir en terrenos poco productivos y convertirlos en fábricas sostenibles y limpias de energía.

  • El agua: cuida este recurso natural ya que no necesita agua para producir energía.

  • Residuos: no producen ningún tipo de residuo.

De esta forma, la energía fotovoltaica se corona como la reina en cuanto a contaminación cero. Además, no debemos olvidar la seguridad que ofrece a diferencia de otro tipo de energías tanto renovables como no renovables.

El ahorro del gasto público puede ser una realidad gracias al uso de las renovables

Las renovables suponen una inversión segura. Esta inversión lo es tanto para las empresas como para la Administración Púbica. Su uso produce a un medio plazo un ahorro significativo en la cuenta de resultados pero también en el gasto público. Una de las grandes razones de reducción de los gastos presupuestarios estatales es que si hay menos contaminación, la salud de las persona es mejor y si es mejor hay menor gasto sanitario. Parece una ecuación sencilla y lo es pero la intervención y puesta en funcionamiento de un modelo energético limpio y responsable es básico para llegar a ello.

Un estudio del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts)  incide en que las enfermedades atribuidas a las partículas producidas por la quema de combustibles fósiles tienen consecuencias económicas: facturas médicas, pérdidas de ingresos y reducción de la productividad. La reducción y, en el caso de las renovables ,la eliminación de estas partículas tendrían así unos beneficios importantes no sólo para la salud sino para la economía. El gasto sanitario que podría reducirse mucho y esto ayudaría a paliar esa inversión en renovables u otras inversiones que mejoren la calidad de vida de las personas: mejoras educativas, sociales, sanitarias, de investigación…

La disminución del gasto público en relación con las renovables también llega a las facturas de electricidad. Edificios públicos como colegios, consultorios, consistorios…que apuestan por las renovables ven disminuir su gasto mensual lo que al final es un beneficio para la ciudadanía en general.

Desde Enerdós no sólo nos preocupa  la protección del medioambiente sino también de las personas mejorando siempre su calidad de vida y concienciando a que se mire hacia un modelo energético más responsable y verde. Un modelo energético que cambie el modelo de vida hacia una sociedad más justa, equilibrada y respetuosa.

MAPA WEB

Autoconsumo

Huerto Solar

Sobre Nosotros

Blog

Contacto

PUEDES VISITARNOS EN:

C/ Construcción 2, C.P. 14191
Aldea Quintana, Córdoba

O CONTACTAR:

Escribiendo a: info@enerdos.es

o llamando al.: +34 957 91 04 57

Privacidad
Aviso Legal
Cookies
Desestimiento
P. Calidad y Medioambiente

Incorporación de servicios avanzados para la gestión empresarial

Conseguir un tejido empresarial más competitivo

© Copyright 2021 Enerdós Renovables – Todos los derechos reservados | Diseño y Programación